viernes, 18 de diciembre de 2009

Revelación Espiritual

Hace más de un año que me vengo cuestionando una serie de inquietudes acerca de la vida, las vueltas de la misma y las circunstancias o lo que se conoce como destino. He investigado distintas filosofías de vida en busca de una respuesta que me haga sentir plena. A veces sólo concluía en más encrucijadas y leyes lógicas absurdas que sólo son meras generalidades.

¿Nunca se preguntaron para qué existen? Creo que todos en alguna noche filosófica entre amigos y un par de copas demás llegamos a cuestionarnos qué hacemos acá. Hay películas que marcan tu vida, hay momentos que marcan un antes y un después.

Bueno, resulta que hace unos días miré EL SECRETO, un documental sobre lo que se conoce como Ley de la Atracción. Y puedo afirmar con seguridad que movió la base de mi vida.
Yo creo que espiritualmete uno se tiene que aferrar a aquello que le proporcione más fé y que lo llene. Definitivamente, este contenido dio respuesta a más de uno de mis interrogantes.
Cada uno es libre de creer en lo que quiera, y nadie es dueño de la verdad. Simplemente me limito a compartir esto porque era lo que necesitaba en este momento y capaz es la respuesta a alguno de ustedes.

Básicamente, lo que intenta enseñar es que todos somos energía y que los pensamientos tienen la suficiente fuerza para materializar todo aquello con lo que soñamos. Lo que somos HOY es resultado de nuestros pensamientos pasados. Todo lo que nos ocurre fue atraído a nuestra vida por nosotros mismos. Nada es casual. Si en lo único que pensamos es en lo desafortunada de nuestra existencia, sólo recibiremos más de eso. El Universo es infinito y así también son nuestras posibilidades. La idea de recursos escasos es sólo una ilusión que incrementa nuestros miedos e incentiva la competencia. Existe más de lo suficiente para todos. Nuestra misión en la vida no está escrita en un papel, nuestro objetivo es simplemente ser felices. Y con la dicha, viene todo lo demás. Si existe algo que te hace feliz, hácelo. No gastes energía en pensamientos negativos. La respuesta es CAUSALIDAD. Los momentos y circunstancias definitivamente se CREAN. El Universo es el proveedor, sólo hay que emitir las señales correctas.

Para los escépticos que crean que esto es un positivismo rídiculo de absoluto marketing, dos cosas. Uno: a diferencia del resto de las religiones o filosofías, realizar esta práctica no cuesta nada ni implica pérdida alguna. Dos: entonces para los que cuestionan ¿por qué creer en esto?, les respondo ¿POR QUÉ NO?

La FELICIDAD ETERNA es posible.

6 comentarios:

Ms. Bitch dijo...

me encanta el banner :)
ultimamente yo tambien estoy muy filosofica, sera el calor? o esto de un nuevo año, nose...

Relevo dijo...

Esta muy bueno el post, es muy interesante el tema. Te felicito por encararlo.

Coincido en algunas cosas y en otras no.

Coincido de que el ser humano busca la dicha.

Pero me parece que esta postura que planteas es positivismo. Y sí que cuesta aplicar estos conceptos, por ejemplo tiempo y vida, en el caso de equivocarte mal al elegir este tipo de “filosofía”.
Además imagínate, en el caso de que esto fuese cierto, que lo que pensamos hoy se da en el futuro, ¿Cómo sabes que te conviene pensar hoy?

Si sigo escribiendo me voy a ir muy por las ramas, por eso solo te menciono esos puntos.

Un saludo, vuelvo.

La Fox dijo...

Hace rato no pasaba por aca!! Yo creo que uno construye su propio destino, pero nadie puede construir un destino en el que no cree... o no?

Gustavo dijo...

Asi sea

Roger Borratint dijo...

Yo enganché una vuelta ese documental (o uno parecido, quizás no sea el mismo), a través de una amiga que estaba recontra cebada con el asunto. A mí me parece que padece de liviandad. No tiene ningún asidero científico ni empírico. Las argumentaciones que intentan defender esta filosofía, me parece que son incompletas (onda la de decir "¿por qué creer?" y contestar con "¿y por qué no?", es circular... yo te puedo volver a preguntar... "¿y por qué sí?", y nunca nadie estaría diciendo nada).

Uno puede pensar o creer lo que quiera, lógico, pero en el fondo todo se reduce a una cuestión de fe. En el documental hay muchos testimonios de gente que pensó en algo y lo logró, pero me pareció muy tendencioso todo eso. La posta es que para conseguir las cosas, hay que laburar y tener un poco de culo. Si pensás que no te van a salir las cosas, es cierto que quizás no te salgan, pero no por una cuestión de energía del universo a nivel físico, sino puramente por cuestiones de psicología, por la actitud con la que encarás las cosas. Sin embargo, no es menos cierto que quizás sí te salgan. Viceversa, con la mejor actitud del mundo y toooda la seguridad, también podés fracasar miserablemente. Andá a decirle todo esto a un chabón que vive en la villa, que no tiene ningún talento, lo viven fajando y que nadie en la puta vida le dio una oportunidad de nada. Quizás el chabón tira la mejor energía al universo, pero el universo es altamente probable que le muestre el culo lleno de caca o se le cague de risa en la cara a la voz de "Andá a cantarle a Gardel".

O sea, lo que dice esta "filosofía" (lo entrecomillo pero respetuosamente, y lo hago porque para mí no es algo que llegue a ser una filosofía, sino una teoría bastante básica, no muy argumentada y no demostrada con hechos concretos o argumentos contundentes) yo en buena parte lo comparto, pero no por las mismas razones.

Cuando vi el documental ese que te conté, también me dejó pensando, pero a la larga terminé concluyendo básicamente lo que estoy diciendo en este comentario que, aunque lo dije de manera muy respetuosa, en realidad te estoy bardeando la entrada!!!! AJJajaajaj


Un beso ídola!!

thedramaqueen dijo...

Y sí, está bueno de vez en cuando ponerse a pensar en esas cosas y en cierta forma es inevitable...
Creo mucho en esto que decís: "Cada uno es libre de creer en lo que quiera, y nadie es dueño de la verdad". Yo no creo en dios, mi mamá siempre fue una persona súper positiva, cree en la energía y en que las cosas sí se pueden lograr.
Y por más que yo a veces patalee de tristeza porque algunas cosas no salen como quería, debo reconocer que también hay muchas otras que JAMÁS creí posible que se me cumplan, y sin embargo, llegaron, cosas importantes y jodidas. Algunas con mi esfuerzo infinito y muchas ganas, otras de casualidad...
Y, bueno, más allá de lo que se diga o no de esta "teoría" o mejor dicho postura, creo que las religiones tampoco tienen pruebas empíricas ni científicas... Uno tiene que creer en lo que quiere, en lo que sea que lo hace ser mejor persona o más feliz, en lo que lo ayude.
Yo soy una persona que tiende a ser negativa, tiende a ver el vaso medio vacío y es algo que estoy tratando de cambiar de a poco. Soy muy sensible, todo me llega al máximo, y sin duda necesito tomarme las cosas de otra manera.
Bueno, te deseo un GRAAAAN AÑO NUEVO!!!
Un beso grande nena!!!